• Alt de Gironella, 11 Despacho 3A 08017 Barcelona
Your search results

Opciones para pintar nuestra cocina

Posted by Jose Maria Luna on 9 abril, 2018
| 0

En cualquier cocina, resulta muy importante aprovechar los espacios de los que disponemos al máximo. Debemos mantener una distribución lo más ergonómica y funcional posible. Para que esto sea posible, y nuestra estancia se convierta en un lugar agradable en el que deseemos estar, podemos jugar con distintos elementos. Uno de los más importantes es el color. Este nos generará una serie de sensaciones que van a influir en nuestras percepciones del tamaño y de los materiales.

Teniendo en cuenta que la mayoría de las cocinas están revestidas por azulejos, estas estancias   no se suelen pintar. Aunque esto ya está cambiando y cada vez son más los que optan por teñir sus azulejos o redecorar el yeso de sus paredes. Por tanto, dentro de estos espacios, estamos asistiendo a una auténtica revolución.

Para que lo tengas fácil, recuerda que los colores fríos nos van a proporcionar una mayor sensación de profundidad. Sin embargo, todos los colores cálidos consiguen el efecto contrario, es decir, ofrecernos una sensación de cercanía mayor. Según como queramos combinar los colores, obtendremos unos resultados u otros. Por ejemplo, cuando se utilizan colores opuestos lograremos una mayor estimulación; o podemos seleccionar tonos neutros para que nos aporte un efecto más relajante.

Lo más común es que nos encontremos con cocinas que tienen un solo color. Pero podemos optar por combinar varios a distintas alturas y, de este modo, evitaremos el cansancio visual que genera los espacios monocromáticos.

Tendremos que tener en cuenta que, por supuesto, no es lo mismo afrontar el pintado de una cocina con el estilo y los muebles ya definidos, cosa muy común en los pisos de alquiler; que plantearlo antes de elegirlos. Este elemento condicionará toda la decoración del espacio, sobre todo, si nos decantamos por una línea de mobiliario con tonos muy vivos. Una gran idea para los gustos más vanguardistas, es romper completamente la armonía cromática con una pared en tonos chillones o muy potentes.  No obstante, el riesgo que corres es que te canses pronto de esta opción y tengas que plantearte otro proyecto decorativo.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.