• Alt de Gironella, 11 Despacho 3A 08017 Barcelona
Your search results

Un característica que se olvida fácilmente en la búsqueda de vivienda: la distancia al trabajo.

Posted by Jose Maria Luna on 26 septiembre, 2017
| 0

Cualquiera que se encuentre en un atasco de camino a casa tras una dura jornada de trabajo te dirá lo importante que es este aspecto en la búsqueda de vivienda.

El tiempo invertido en el trayecto de ida y vuelta hasta el trabajo es tan importante, que nos puede hacer sacrificar viviendas con más espacio y mejores condiciones de compra a las afueras de la ciudad frente a otras más pequeñas y caras pero cerca de nuestro trabajo.

¿Cómo puedes evaluar la inversión de tiempo en este desplazamiento antes de comprar tu nueva vivienda?

 

1.Traza una ruta desde tu casa al trabajo.

Utiliza una web como google maps para calcular las diferentes rutas en coche y transporte público teniendo en cuenta trafico, horas puntas, etc. Haz este recorrido simulando la situación lo más real posible. Si después de esto tu respuesta es Si, puedo hacer esto cada día sin que me afecte negativamente, adelante, si la respuesta es No, más vale que te olvides de esta vivienda.

 

2.Evalúa tu equilibrio entre tu vida personal y tu vida laboral.

Añadir a tu vida un desplazamiento diario de esta magnitud puede suponer un gran cambio en esta. Tienes que considerar los pros y contras de esta decisión y pensar en cómo te sentirás cuando estés en la carretera. Te tienes que preguntar: ¿vale la pena este tiempo a cambio de una habitación más, más metros de salón o una piscina? y ¿como afectara a mi vida familiar este tiempo del que ya no voy a dsponer? ¿a que voy a tener que renunciar?

Algo que puede marcar la diferencia sería si en tu trabajo existe la posibilidad de modificar el horario de la jornada para así evitar las horas de más tráfico.

3.Ten en cuenta la etapa de tu vida en la que te encuentras.

Si estas casado, soltero, si tu familia esta creciendo o menguando influye mucho a la hora de adquirir una nueva vivienda. Las familias que están creciendo suelen preferir una vivienda en las afueras a cambio de disfrutar de un espacio extra. El poder llevar a los niños a un determinado colegio puede ser un factor importante.

Estaría bien evaluar cuanto tiempo tienes pensado estar en tu trabajo actual frente a cuanto tiempo vas a vivir en tu nueva casa. Por lo general, cambiar de empleo suele ser más sencillo que de vivienda.

 

4.Calcula los verdaderos costes de tus desplazamientos.

No solo tienes que pensar en los costes monetarios como la gasolina, el parking, los peajes, el mantenimiento del vehículo, horas extra de niñera o guardería, etc. Debes pensar en el coste psicológico y emocional que representan esas horas que pasarás en la carretera frente a lo que podrías estar haciendo en su lugar. De nada sirve tener una casa estupenda si no vas a poder disfrutar de ella.

 

5.Experimenta con diferentes rutas y horarios de desplazamientos.

Para optimizar mejor tu tiempo, puedes por ejemplo, aprovechar para hacer la compra antes de regresar a casa y así alargar la hora de salida. Aunque suene ilógico, es posible llegar antes a casa saliendo más tarde.

6.Ver el lado positivo del tiempo en la carretera.

Prueba a introducir nuevas rutinas como por ejemplo, hacer llamadas telefónicas desde el manos libre, organizar mentalmente tu día, practicar una presentación o conversación importante.

También puedes aprovechar este tiempo para el ocio con audiolibros, podcasts, escuchar la música que te gusta, etc.

Leave a Reply

Your email address will not be published.